Ni la ironía de la irónica ironía ni lo falso de la falsa falsedad 
me explican lo que explican los que explican sobre la verdad. 
Soy un muerto encerrado en un cuerpo vivo, soy un vivo que hace tiempo se murió. 
Sólo siento lo que siento sin sentidos, sólo hay descontrol. 
A tu suerte, siempre restale una duda. a esa duda, una posibilidad. 
Si esa posibilidad se vuelve tan loca, esa es tu verdad. 
Para un juez no soy más que un crimen perfecto. 
Para otros, he sufrido un gran revés. 
Sólo soy un bicho tan roto y tan sediento como aquella vez.
Los cristales y puñales son señales, son caminos que tal vez hay que pasar. 
Cuando todo se atropelle, cuando la vida se calle y la muerte juegue al juego del disfraz 
sólo la sed y la ilusión va a quedar. 
El ambicioso sólo habla de ambiciones, los diarios mienten a diario y no entendés 
como es que tanta gente sólo compra noticias al revés. 
Tal vez te asombra que no crea  ni en mi sombra o te sorprende 
que aún así pueda cantar. 
Es que cuando la canción canta verdades ni la censura 
ni el rencor la han de callar.